Snapchat, ¿ese gran desconocido?

snapchat

¿Quién de nosotros no ha oído hablar de Snapchat? Pero, ¿cuántos realmente somos usuarios habituales de esta peculiar App? ¿Nos hemos dejado atrapar por Snapchat tanto como por otras RRSS como WhatsApp o Instagram?

Snapchat nació como la novedad de chat más evolucionada y rompedora del mercado, gracias a su capacidad para enviar y recibir vídeos e imágenes que automáticamente desaparecen, para siempre, de la memoria de tu teléfono, pasados unos segundos. Su punto fuerte la convirtió en un escaparate ideal para compartir confidencias y material “comprometido”. Pero lo cierto es que Snapchat no ha dejado de ganar adeptos y buena reputación.

Competir con aplicaciones de éxito como Instagram era un desafío difícil de superar. Pero Snapchat ha conseguido establecerse como la primera red social capaz de hacer real el concepto de instantaneidad. Aunque poco tardó su competidor, Instagram, en copiar sus ideas, Snapchat sigue siendo líder en creatividad, contenido visual (imágenes y vídeos) y privacidad.

El núcleo de usuarios de la red social de moda se mueve entre los 13 y los 23 años, jóvenes  que generan más de 400 millones de mensajes al día. En países como EEUU el 60% de los adolescentes se consideran fanáticos de Snapchat, y la cifra de usuarios de esta aplicación supera a la de Twitter, Pinterest y LinkedIn.

Por varios motivos las marcas ya han comenzado a ver esta red social como una potente herramienta de distribución de mensajes y publicidad. Su posibilidad de mantener un contacto personalizado con los usuarios, su instantaneidad y exclusividad a la hora de transmitir información o descuentos temporales, y su formato simple con connotaciones de humor, son las tres principales razones que han despertado el interés de las marcas.

El próximo año 2017 Snapchat saldrá  bolsa con un valor de 25.000 millones de dólares. Su objetivo es convertirse en la aplicación de chat más demandada a nivel mundial y. para ello, está dispuesta a ir a por todas.



Los Comentarios están cerrados.